¿COMER EN FAMILIA EVITA LOS DESÓRDENES ALIMENTICIOS DE LOS NIÑOS?

En LA NUEZ NUTRICIÓN creemos que tener un peso saludable está influenciado por una serie de factores y no sólo tiene un link directo con la cantidad de alimento que comemos. Nuestras elecciones alimentarias dependen de otros factores

Comer es un acto social. No sólo comemos porque tenemos hambre sino por múltiples razones. Se ha visto que las familias que comen juntas  tiene relaciones más cercanas y se cree que esta relación reduce el riesgo de un niño a desarrollar conductas peligrosas tales como consumo de drogas, alcohol o desórdenes alimentarios.

Se observó una relación inversa entre la frecuencia de cenas familiares y el riesgo de “atracones”, sobrepeso y obesidad en niñas mas no en niños. Por otro lado, aquellas que consumían sus alimentos diariamente con su familia  tuvieron menos predisposición a involucrarse en un “dietismo frecuente “ que aquellas que manifestaron no consumir  (o consumir algunos días) sus alimentos con su familia .
Hoy en día se vive muy rápido y muchas veces no podemos compartir las horas de comida con los pequeños de la casa. Sin embargo, cada acción que tomemos puede repercutir en su salud y debemos procurar realizar por lo menos una comida junto a ellos y a su misma vez esto nos permitirá conocerlos mejor  y que se sientan en más confianza que contarnos sus asuntos personales.

Como ven, la elección de los alimentos va más allá de lo que creemos.


Fuentes revisadas:

1.Sociodemographic characteristics associated with frequency and duration of eating family meals: a cross-sectional analysis.

2.Are family meals as good for youth as we think they are ?A review of the literature on family meals as they pertain  to adolescent risk prevention

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *