MITOS DEL DEPORTE EN LOS NIÑOS

Si a un niño no le gusta un deporte en específico no hay que abandonar esa búsqueda sino seguir buscando. Hay mucho prejuicios en cuanto al inicio de una actividad física. Por ejemplo:

  1. Un clásico ejemplo es que si al niño no juega bien al fútbol, se considere que es malo para los deportes. ¡Nada más errado que esto! Ese niño puede ser un gran nadador, atleta, ciclista o destacarse en cualquier otro deporte.

       2. Otra barrera que debemos romper desde pequeño son los prejuicios sobre  actividades “exclusivas” para niños o para niñas. El deporte no tiene género y debe ser una actividad inclusiva.

      3.  Las precauciones que se debe tener antes de comenzar  son pocas pero muy  importantes. Primero, realizar algún chequeo médico para ver que que el niño/a se encuentra en condiciones para realizar  actividad física y luego que dicho deporte o actividad este supervisado por un profesional capacitado.El futuro lo creamos ahora y  los niños/as llevan la semilla del cambio. Si queremos  una sociedad más saludable debemos inculcarle el hábito de moverse y ser  feliz.

 


Alejandro Fissore

Gestor deportivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *