VOLVÍ A COMER “NORMAL”

Esto es algo que con frecuencia escuchamos. “Estaba muy bien, había bajado de peso pero empecé a comer normal y he vuelto a subir”. Bueno, esperen un momento, si empezó a comer “normal ” entonces lo “anormal” fue lo que le hizo bajar de peso y sentirse mejor y con más energía???

Es importante la forma como afrontemos las cosas. Las porciones que estamos acostumbrados a consumir o a ver en un restaurante, muchísimas veces no es lo que nos corresponde en realidad y es esa, una de las causas que nos llevan al aumento de peso progresivo.

Las personas que empiezan un tratamiento para tener un peso más saludable no son extraterrestres haciendo cosas anormales. No desayunan pepinillos con tomates, almuerzan rabanitos con zanahorias y cenan una manzana , sino muy por el contrario ellos aprenden a combinar mejor sus alimentos, a modificar ciertas conductas, a estar atentos a realizar elecciones  inteligentes a descubrir que su cuerpo esta diseñado para moverse entre muchas otras cosas.

Es cierto que lamentablemente de pequeños nadie no los enseña, nuestras familias son distintas y los contextos donde vivimos también y puede que hayamos vivido en un hogar donde siempre nos decían al terminar de comer :

“¿Te haz llenado? Come más, linda, he cocinado bastante para ti . Y nos veíamos “obligados ” a decir: Si , sírveme más.

El acto de comer está influenciado por tantas cosas que confundimos la forma de expresar cariño con la entrega de alimentos pero esas son percepciones que debemos aprender  a manejar poco a poco .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *